Embarcación limpia, entorno limpio

  • 20/marzo/2014
  • Categoría: Medio ambiente

La limpieza periódica de la embarcación es necesaria para conservarla en las mejores condiciones y obtener su mejor rendimiento y durabilidad a lo largo de los años. Las tareas dependerán de la eslora y el tipo de modelo, pero también del uso que le demos. Además, deberemos tener en cuenta que hay algunas de ellas que podremos hacer nosotros mismos y otras que es preferible que realice un profesional.

En la mayoría de los casos necesitaremos tres elementos: agua, un producto de limpieza y un trapo, cepillo, pulidor, … que servirá para aplicar el limpiador de la forma más adecuada. En este sentido, es conveniente tener en cuenta varios factores, tanto para conseguir el mejor resultado como para efectuar la operación produciendo el mínimo impacto posible al medio ambiente.

Elección del producto

Hay una gran variedad de opciones disponibles, des de limpiadores domésticos hasta alternativas creadas específicamente para determinados materiales. A la hora de escogerlo es aconsejable optar por los que son biodegradables, propiedad que se indica en la etiqueta del producto y que garantiza el máximo respeto al mar y al entorno.

Aplicación

Debemos seguir siempre las indicaciones especificadas por el fabricante de cada producto para obtener el mejor resultado sin desperdiciarlo.

El agua

Totalmente indispensable para limpiar, es vital emplear únicamente la cantidad necesaria. La mayoría de veces, una vez se ha humedecido la superficie a limpiar, podemos prescindir del agua hasta la hora del aclarado, por lo que conviene apagarla mientras no sea absolutamente imprescindible.

Qué noticias deseas ver:

23.6º C

Vent: 126 SE 12.9Kts, 16.8 Max